Las comunicaciones internas deben generar relaciones desde el ser y para el ser, es decir, no para colaboradores sino con los colaboradores, logros que se ven reflejados en una comunicación inspiradora y participativa.


La gestión de la comunicación interna dentro de las organizaciones se ha convertido en el desafío de gerentes y directivos de comunicación. Trabajar en ella garantiza grandes beneficios competitivos en el mercado, no gestionarla puede ser el fin de un excelente proyecto empresarial. La comunicación interna es para ECO Resultores el instrumento que apalanca la gestión de las organizaciones para lograr una alineación y entendimiento interno que pueda apuntar a la productividad,  la rentabilidad, la competitividad y la sostenibilidad organizacional. Comunicar bien a los públicos internos aporta al buen entendimiento, es decir,  un clima laboral sano y necesario para tener un equipo en sintonía que fortalezca los grandes objetivos de la organización.
Gestionar la comunicación interna beneficia a la organización en:

  • Sintonizar a los colaboradores en su proyecto de vida personal con el corporativo. 
  • Generar un sentido de pertenencia por parte de los colaboradores.
  • Garantizar la victoria en tiempos difíciles.
  • Promover la cultura corporativa.
  • Apalancar la gestión del cambio en la organización.
  • Aportar a la reputación, la empresa llega a ser admirada por sus buenas prácticas con sus colaboradores.
  • Direccionamiento estratégico, cada colaborador aportará aspectos claves para el cumplimientos de los objetivos organizacionales

Por esto, distintas empresas del mercado han decidido apostarle con resultados exitosos a la comunicación humana, aspecto diferencial que ha aportado ECO Resultores a quienes han decidido gestionar la comunicación con sus colaboradores; este enfoque se centra en las comunicaciones y relaciones desde el ser y para el ser, es decir, no para colaboradores sino con los colaboradores, logros que se ven reflejados en una comunicación inspiradora y participativa.


Aplicarla nos permite segmentar y micro segmentar los contenidos que se emiten para cada audiencia clave con medios altamente persuasivos,  que realmente impacten y sintonicen a todos nuestros colaboradores. Además, que permite concebir estrategias pedagógicas dirigidas a cada generación  que existe dentro de una organización, entendiendo que cada uno de ellos tiene un estilo, pensamiento y actuar diferente.


“Nos enfocamos en entender la auténtica necesidad de nuestros cliente, esto nos permite planear y direccionar la comunicación desde una mirada humana, por ello apuntamos nuestros esfuerzos en potenciar el valor que tienen los colaboradores dentro de una organización”. Asegura Edgar Ospina Ospina, Presidente del Grupo Corporativo ECO Resultores

 

 


En Colombia:
La gestión de la comunicación interna en las empresas de Colombia no se destaca con grandes resultados a nivel mundial, pese a ello el país ha avanzado en temas de comunicación corporativa, cultura organizacional, identidad, relacionamiento y nuevos campos que ayudan al apoyo de la comunicación como lo es la felicidad organizacional.


“La realidad de la comunicación corporativa en los países latinoamericanos es muy variada dadas las diferentes características políticas, sociales y económicas de cada una de sus naciones. No obstante, desde hace unos años, cada vez son más las empresas e instituciones que ven en ella un factor estratégico”. Publicó Dircom en el Anuario de la Comunicación 2014.
Colombia va trabajando con nuevos modelos y estrategias de comunicación en busca de una madurez y un avance importante respecto a países de nuestra región, siendo líder en Latinoamérica por su mejoramiento continuo, especializando cada vez más la comunicación interna a los distintos sectores de la economía.

Las empresas que decidan gestionar la comunicación interna tendrán el reto de trabajar la comunicación humana antes que la organizacional; aplicar la economía informativa, es decir información estratégica, clara y sencilla; fomentar la participación de sus colaboradores en la comunicación; y segmentar los públicos internos de tal forma que le facilite el entendimiento de cada una de las situaciones que sucede en la organización.